Mascara yelmo de sacerdotisa Moonknife.

 Mascara forjada en acero forjado de 1.5 mm de espesor, con acabado pulido y azulado. Se sujeta a la cabeza mediante dos correas de cuero que le cubren los laterales de la cabeza, y se atan en la nuca.

Esta mascara es una combinación de yelmo, máscara y corona, representando el lado místico y guerrero de la sacerdotisa Moonknife.


 

Casco Nórdico.

 Fabricado en acero forjado, con un acabado desgastado, y un acolchado interior de 2 cm para absorver los golpes.

Está inspirado en los cascos vikingos del norte de Europa, pero le di una forma personalizada.


 

Casco orco Uruk-hai.

 Casco basado en las armaduras Uruk-hai de la película “Las Dos Torres”.

Está forjado en acero de 1.5 mm remachado,  con un acabado pavonado en aceite con pintura.


 

Casco Retrofuturista.

 Fabricado en acero forjado y cuero teñido. Se diseño para una armadura retrofuturista de un evento steampunk.

Las gafas protectoras son desmontables mediante dos correas de cuero. Se sujeta a la cabeza con dos piezas de cuero que lo fijan a los laterales y la nuca de la cabeza.


  

Casco orco pavonado.

Está inspirado en orcos y monstruos de la fantasía. Se fabricó en acero forjado superponiendo muchas piezas distintas y desiguales. Tenían que tener un acabado abollado y con la superficie muy basta, para que tuviese ese efecto monstruoso.

Se le dio inicialmente un acabado superficial oxidado, para continuación darle un pavonado con aceite y conseguir esos tonos negros envejecidos.


 

Casco orco oxidado “Mordisquitos”.

 Está inspirado en los caparazones de los insectos, haciendo que tuviera un acabado superficial totalmente oxidado.

Se fabrico en acero forjado de 1.5 mm de grosor.


 

Máscara de brujo.

 Mascara para un brujo fabricada en piezas de acero soldadas entre si. Se le dio un pavonado a su superficie para que tuviese ese tono negro. 

Se sujetaba mediante tres correas sujetas en la nuca y por encima de la cabeza.


 

Casco de capitán.

 Fabricado en acero galvanizado y latón. Estaba basado en las antiguas Barbutas del siglo XV , pero con toques de fantasía, como el crespón azul y las runas repujadas sobre el latón.